• HELPING YOUR CHILD DURING CRISES OR DIFFICULT TIMES

     

    Crisis situations are difficult for both children and adults.  It is normal to experience fear, anxiety, insecurity, and anger during crisis situations that threaten one’s life or well-being.  Listed below are behaviors that you may see in your children:

     

    • Becomes more active, restless, “jumpy” or have difficulty paying attention
    • Becomes easily upset, cry and whine more frequently
    • Becomes angry, act out, or get into trouble
    • Appears quiet and withdrawn or not want to talk
    • Has difficulty with separation or be afraid to be left alone
    • Behaves as they did when younger (g., thumb sucking, clingy, etc.)
    • Changes in the eating and sleeping patterns
    • Expresses physical complaints (e.g., headaches, stomachaches, etc.)

     

    Some children show feelings in a direct and immediate fashion while others will wait until a later time.  A child’s emotional response to a crisis may not last long, but some problems may be present or recur for many months afterward.  Children need continued guidance and understanding through the experience.  The following activities may be helpful for your child: 

     

     

    • Take time to comfort and reassure your child.  Provide simple accurate information to questions.  Allow the child to tell their stories about what happened.  Reassure your child that adults are taking care of them. 
    • Talk with your child about their feelings.  Let them know that you, too, feel sadness, confusion, etc.  Share ways you calm yourself and offer your child ways he/she can use to become calm.
    • Allow your child time to mourn or grieve over the situation.
    • Hold and touch your child often.  Touch is important for a child during this period.
    • Spend extra time with your child at bedtime.  Talk and offer assurance.
    • Limit the amount of exposure to violent television, movies, videos, and computer games.
    • If you find your child is having problems at school, talk to his/her teacher so you can work together to help your child.
    • Avoid infecting your child’s life with your anxiety.  If you are overwhelmed by anxiety caused by the crisis, take steps to deal with your feelings before affecting your child.

     

    Hope4NC Helpline (1-855-587-3463) is available 24 hours per day, seven days a week to help connect North Carolinians to mental health and resilience support to help them coping during difficult times.

     

     

     

    AYUDAR A SU HIJO DURANTE LAS CRISIS O LOS MOMENTOS DIFÍCILES

     

    Las situaciones de crisis son difíciles tanto para los niños como para los adultos.  Es normal experimentar miedo, ansiedad, inseguridad e ira durante las situaciones de crisis que amenazan la vida o el bienestar.  A continuación se enumeran los comportamientos que puede observar en sus hijos:

    • Se vuelve más activo, inquieto, "nervioso" o tiene dificultades para prestar atención
    •  Se altera con facilidad, llora y se queja con más frecuencia
    • Se enfada, se comporta mal o se mete en problemas
    • Se muestra callado y retraído o no quiere hablar Tiene dificultades para separarse o tiene miedo de quedarse solo
    •  Se comporta como cuando era más joven (por ejemplo, se chupa el dedo, es pegajoso, etc.)
    • Cambios en los patrones de alimentación y sueño
    •  Expresa quejas físicas (por ejemplo, dolores de cabeza, de estómago, etc.) 

    Algunos niños muestran sus sentimientos de forma directa e inmediata, mientras que otros esperan hasta un momento posterior.  La respuesta emocional de un niño a una crisis puede no durar mucho, pero algunos problemas pueden estar presentes o repetirse durante muchos meses después.  Los niños necesitan una orientación y comprensión continuas durante la experiencia.  Las siguientes actividades pueden ser útiles para su hijo: 

     

    • Dedique tiempo a consolar y tranquilizar a su hijo.  Proporcione información sencilla y precisa a las preguntas.  Permita que el niño cuente sus historias sobre lo sucedido.  Asegure a su hijo que los adultos se ocupan de él. 
    • Hable con su hijo sobre sus sentimientos.  Hágale saber que usted también siente tristeza, confusión, etc.  Comparta con su hijo las formas en que se calma y ofrézcale formas que pueda utilizar para calmarse.
    • Permita que su hijo tenga tiempo para llorar o lamentarse por la situación.
    • Abrace y toque a su hijo con frecuencia.  El contacto es importante para el niño durante este periodo.
    • Pase más tiempo con su hijo a la hora de dormir.  Hable y ofrézcale seguridad.
    • Limite la exposición a la televisión, las películas, los vídeos y los juegos de ordenador violentos.
    • Si ve que su hijo tiene problemas en la escuela, hable con su profesor para que puedan trabajar juntos para ayudar a su hijo.
    •  
    • Evite infectar la vida de su hijo con su ansiedad.  Si se siente abrumado por la ansiedad causada por la crisis, tome medidas para manejar sus sentimientos antes de afectar a su hijo.

     

    La línea de ayuda Hope4NC (1-855-587-3463) está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana, para ayudar a poner en contacto a los habitantes de Carolina del Norte con el apoyo en materia de salud mental y resiliencia para ayudarles a superar los momentos difíciles.